Acerca de quien escribe

Soy un escritor de fantasía y ciencia ficción. Me gusta pensar que soy bueno en lo que hago, pero la verdad es que lo que mejor sé hacer es perder mi tiempo. Escuchando música, principalmente, y leyendo o viendo películas. Algunas veces, aunque cada vez menos, dibujo. ¿Redes sociales? Muy poco, solo lo necesario para difusión y para saber de mis amigos.

También soy un esposo feliz y padre de dos alegres niños. Y soy bahá’í.

Este sitio tiene por finalidad justamente explotar mis “habilidades”. Y aunque comer puede ser la mejor de todas ellas, no pondré fotos mias presumiendo restoranes, y solo hablaré de literatura (mía o ajena), de música (solo de terceros, ni siquiera yo quiero escucharme cantar) y de las películas con que me cruce en el siempre arduo y competitivo camino de la procrastinación.

¿Por qué León de Montecristo?

Es el seudónimo con que he firmado como autor desde hace muchos años. El nombre alude a Lev Tolstói, con quien siento una identificación en varios aspectos literarios y extraliterarios, y al Conde de Montecristo, un prisionero que, tras escapar de su cautiverio, encuentra una isla con un incalculable tesoro que le permite hacer justicia sobre sus enemigos. Suena a algo que, definitivamente, haría si estuviera en su lugar.

En lo literario, más allá de los libros inacabados que tengo por montones, he publicado dos novelas de fantasía épica, El último rey (Minotauro, 2012) y La sangre escondida (DLE, 2016), ambas de la saga CODEX DRACONIS, y una novela breve mezcla de horror gótico y ciencia ficción, Intraterrestre (Tríada Ediciones, 2017). También he vuelto a reescribir esos mismos libros, es una vieja costumbre de la que me cuesta desprenderme. Y pronto saldrá a la luz la novela en la que estuve trabajado durante los últimos meses, El Circo del Infierno, ambientada en una maravillosa feria ambulante cuyas atracciones ningún otro espectáculo puede igualar, pero detrás del cual se oculta un lado siniestro: la constante desaparición de mujeres jóvenes en cada lugar en que el circo se presenta.

Por cierto, aún trabajo en mis proyectos inconclusos: dos libros de relatos, la siguiente entrega del CODEX DRACONIS (La doncella en el sarcófago), la reedición final de El último rey con capítulos inéditos y entregado ahora en dos volúmenes (el segundo de los cuales sería La nieta del dragón), la novela de ciencia ficción Antiterrestre, un libro sobre las profecías en torno a la Segunda Venida de Cristo, una biografía sobre ‘Abdu’l-Bahá, y un compilado mitos dragontinos llamado, por ahora, el Atlas ilustrado de los dragones.

Citas escogidas de mis personajes

No os dejéis engañar por su edad. Puede que Zarkon sea un anciano, pero, a menos que haya olvidado sus conocimientos, eso solo lo hace más peligroso. Suele decirse que entre más viejo es un mago, mayor suele ser su sabiduría. Y él ya era considerado el más hábil de su época cuando fue capturado hace centurias. Incluso si contaseis con mi ayuda esta no sería suficiente, pero es mejor poca ayuda que ninguna.

***

Rhod Astarnûn
El último rey.

Algún día, tendréis la suficiente confianza en vuestra soberana para saber, sin ningún margen de duda, que incluso cuando ella está preocupada lo tiene todo bajo control.

***

Eähsel Avinnicia
La nieta del Dragón.

¿Qué habíamos descubierto? ¿Qué aberración había llegado a nuestras manos? No me atrevía, por fidelidad a la ciencia, a aventurar ninguna conjetura apresurada. Pero Hermann, quien siempre fue un hombre de mente más amplia, creyó dar con la solución al recurrir a las viejas tradiciones nórdicas, en las que se sumergió con la pasión con que siempre afrontaba cada nuevo hallazgo.

***

Franz Engels
Intraterrestre.

¿Quieres escribir al autor?